martes, 22 de enero de 2019

La ciudad de las lagrimas.

La ciudad de las lagrimas es el quinto álbum de la serie Sweeny Gun y está ilustrado por la sorprendente Julia Madrigal. Después de un increíble cataclismo, Sweeny sigue viva perdida en medio de la nada. ¿Conseguirá llegar hasta La ciudad de las lagrimas y su infranqueable muralla?



Arma letal.


Arma letal es el cuarto álbum de la serie Sweeny Gun, está ilustrado por el demencial Rubén Gil. En esta historia, vemos a Sweeny entre las manos de los infames Insectoídes, aberraciones de la ciencia a punto de convertir a nuestro heroína en un abyecto monstruo sin alma.



lunes, 21 de enero de 2019

Zona cero.

Zona cero es el tercer álbum de la serie Sweeny Gun, está ilustrado por el inconfundible Milán Rubio. Seguimos a Sweeny en lo más profundo del horror postapocalíptico, con abominaciones persiguiéndola en un sin fin de desaventuras. Consigue escapar de una trampa mortal para caer en otra, su futuro siendo cada vez más escaso.



El ejército de los grises.

El ejército de los grises es el segundo álbum de la serie Sweeny Gun, y está ilustrado con poesía asesina por Ramón Gardón. La historia nos cuenta una huída hacia delante, hacia la vida misma. En este álbum, Sweeny no para de correr ni un segundo, los muertos persiguiéndola hasta dejarla sin aliento y a punto de acaba devorada viva.



Mamufat Joe.

Mamufat Joe es el primer álbum de la serie Sweeny Gun, dibujado por el genial Carlos Maiques. Nos presenta a nuestra heroína y nos abre las puertas hacia el inconfundible mundo post apocalíptico en el que intenta sobrevivir. La historia empieza con una buena dosis de acción pura y dura y acaba por un espectacular final apoteósico.



miércoles, 16 de enero de 2019

Sweeny Gunn, by Pablo Ruiz.

Fuera, las luces multicolores de la ciudad despertaban falsas esperanzas. El cielo plomizo no dejaba pasar ni un atisbo de vida mientras que, al otro lado del muro, los muertos asentaban su reinado del terror.

Claro, ellos ya habían muerto y no conocían el miedo a la muerte.

Sweeny pensaba que era imposible contener la enfermedad, ellos mismos eran los futuros caminantes de las infinitas praderas de la muerte. 

A veces, se imaginaba caminando medio descompuesta y sin recuerdos alguno de su vida pasada. Esos eran malos días. Días de lluvia y, generalmente, de muerte… y siempre acababan con una borrachera descomunal.

Hoy llueve, sonríe Sweeny. Otro día más en medio de la ciudad de las lágrimas, otro día más sabiendo que, en realidad, es un día menos.

Estos bocetos previos son los de la versión de Pablo Ruiz, mago del sexto y último álbum de la serie.





Sweeny Gunn, by Julia Madrigal.

Caía sobre la ciudad una lluvia acida que, con los años, había corrompido la mayor parte de los viejos tejados. Desde lo alto de una terraza olvidada, Sweeny, a escondidas, observaba como los hombres de Mamufat Joe cargaban un camión con un logo de una empresa distribuidora de pan. De hecho, el cargamento poco tenía que ver con dicha mercancía.

Así empezó la aventura que iba a cambiar la vida de nuestra heroína para siempre.

Estos bocetos previos son los de la versión de Julia Madrigal, musa del quinto álbum de la serie.





Sweeny Gunn, by Rubén Gil.

El tiempo corría y Sweeny sabía que correr no iba a servirle para nada. La muerte se deslizaba tras ella, bella y solitaria, y lo único que podía hacer era elegirla como aliado.

Fueron muchos los que cayeron aquel día. Muchos volvieron a levantarse, pero ya no eran los mismos.

Estos bocetos previos son los de la versión de Rubén Gil, creador del cuarto álbum de la serie.







Sweeny Gunn, by Milán Rubio.

Sweeny había conseguido escapar de los muertos, pero la muerte la perseguía sin tregua. Existían otras aberraciones, otros monstruos en busca de la vida, una vida perfecta, promiscua y horrible. En medio de la oscuridad, Sweeny intentaba escapar, alejarse de las tinieblas que se volvían cada vez más opaca.

Estos bocetos previos son los de la versión de Milán Rubio, capitán del tercer álbum de la serie.









Sweeny Gunn, by Ramón Gardón.

La vida se había ido y había vuelto a nacer disfrazada con una irónica mascara de muerte. Una muerte viviente, despiadada y incomprensible. En medio del caos, la humanidad había vuelto a caer en lo más bajos de sus peores instintos. El animal se había convertido en bestia y los vivos no eran mejores que los muertos.

Estos bocetos previos son los de la versión de Ramón Gardón, maestro del segundo álbum de la serie.





Sweeny Gunn, by Carlos Maiques.

Lejos, las hordas de infra humanos avanzaban sin meta alguna. Sweeny estaba al asecho, aunque perdida entre la multitud. ¿Su meta? La de todos: sobrevivir. 

 El mundo siempre ha sido muy inhóspito, pero ahora que el infierno reina sobre la tierra, el recuerdo de los tiempos pasado se parece a un mero espejismo de alguna fabula.

Estos bocetos previos son los de la versión de Carlos Maiques, el amo del primer álbum de la serie.








lunes, 14 de enero de 2019

El Tenderete 17.

¡Por fin, lo hemos conseguido! Dos días enteros en el Tenderte vale más que tres en el calabozo. Eso sí, fueron dos días de tarde noche con un frescor infernal. Casi nos quedamos petrificados. Pero el Coco, como es bien sabido, tiene piel de morsa de la banquisa, ojo avizor y orejas de murciélago loco.

Miles de gracias a todos los que se han llevado una de nuestras maravillosas láminas o bien uno de nuestros misteriosos libros. Sé que los vais a disfrutar porque se han hecho con amor y cariño.

De nuevo, gracias a Carlos Maiques por su apoyo incondicional y sus mágicas dedicatorias, a mi Niña Volcánica que me salvó de nuevo la vida y para la amiga de mi amigo Totoro, la más bella de todas las musas.

Nos veremos en el T18, si Schwarzenegger nos lo permite.