martes, 30 de septiembre de 2014

De veraneo.

¡Cuanto tiempo sin novedades del Señor Coco!

Bueno, vamos lento, muy lento, pero así son las cosas de palacio, requieren su tiempo… y en esto andamos.

Lo importante es que las páginas nunca dejan de sorprenderme, el señor Coco suele ser muy misterioso y nunca sé como será la próxima.

Así que seguimos el camino con la mente siempre maravillada.

¡Viva! ¡Viva el Señor Coco!