lunes, 23 de septiembre de 2013

Bajo el mar… maravillas.

Chip sigue sus peregrinaciones. Ahora está bajo el mar. 
¡Qué aventura!

Pasear por las profundidades es igual de raro que estar en tierra firme.
Saltas, corres, encuentras nuevos amigos, incluso los monstruos parecen igual de abominables.

Pero no está nada mal. Chip volverá allí, se lo ha prometido a sí mismo.