viernes, 15 de octubre de 2010

Recuerdos de un perro blanco.

Las falsas preguntas que uno se hace a si mismo siempre están enlazadas a una trama compleja de recuerdo que nublan cualquier sentido de verdad absoluta. Para saber más de lo indescriptible de su cacofónica armonía, os invito a descubrir una entrevista endiablada entre un homar blanco y una gamba sin peludar.

Entre perro y gato, siempre sale ileso el más listo.


Entrevista a quema ropa.

Esta aventura no hace parte del famoso libro de las bestias, aunque siendo los pensamientos de un animal de pelo raso y ideas agudas, dichos comentarios no tienen desperdicio ninguno. Recopilados por el intrépido Roger Homar, os dejo aquí con las premisas una curiosa entrevista codificada.


jueves, 14 de octubre de 2010

El taller encantado (2)

Hay que tener mucha paciencia y aún más perseverancia para conseguir contar bellas historias dibujadas. En esta segunda entrega del Taller de cómic que se impartió en el Ayuntamiento de Lliria, numerosas fueron las obras maestras.

Como testimonio de todo lo realizado, os dejo con una muestra de la más amplia de nuestros sueños compartido.

















miércoles, 13 de octubre de 2010

Un viaje desde la torre, un taller sin escalera y en caída libre (4).

Por fin, la cuarta y última parte de nuestra peregrinación llega a su fin. El quinto libro de CocoPress es la piedra angular de nuestro curioso taller de los sueños. Sin más, os invito a la aventura leyendo directamente el libro On Line.

Buena lectura a todos.


martes, 12 de octubre de 2010

El taller encantado (1)

No hay duda que el verano pasado fue de mucho calor, de aún más caña, pero de grandes alegrías. Para acompañarme durante todo el mes de Julio, cinco guerreros de los más valientes para un taller de cómic de lo más pintoresco. Con ellos, hemos convertido la dulce tranquilidad del Ayuntamiento de LLiria en un bullicio de creatividad imparable, dejando la huella inconfundible del placer compartido entre las paredes mudas de sorpresa.

Páginas tras páginas, hemos contado al viento historias de papel y encantos, dejando nuestros lápices totalmente exhaustos y deseosos por irse de veraneo.