jueves, 20 de abril de 2017

¡Vaya castillo!

Sí, aquí lo tenemos, flamante e inmenso, metido entre las colinas de flores.

Y no es un castillo sino una ciudadela.

¡Qué se sepa, caminantes de las praderas!


No hay comentarios: