martes, 25 de abril de 2017

Arrebato transcendental.

Sí, es cierto, cuando uno mismo se está transformando en algo que no puede controlar, lo mejor es huir como una gallina despavorida.

¡Las plumas no cuentan cuando aún hay vida!



No hay comentarios: