jueves, 9 de febrero de 2017

En los meandros del abismo.

Después de caer, nuestro Coco sube, pero no perece que sea para bien. Allí, en medio de las profundidades más innominables, sobreviven las abominaciones más espantosas que hayan existido nunca.

Pero aunque no parece haber ninguna escapatoria, nuestro amigo sigue su camino en busca de su salvación.


No hay comentarios: