jueves, 2 de febrero de 2017

Acojonante.

Este monstruo no tiene nombre. Y si lo tuviera, ni siquiera te gustaría saberlo.

Tiene mil ojos y un trasero lanzallamas.

Un consejo: si lo vez... ni lo saludes.


No hay comentarios: