miércoles, 4 de enero de 2017

Fin de batalla.

Todo tiene su fin, incluso las más terribles batallas. Sí, así es… y no puede ser de otra manera.

Aunque Titú no suele conformarse con seguir los ordenes del viejo pirata, que es como llama a su abuela, sabe que no puede escapar de la ley, la de los adultos que no entienden nada ni de nada.

Es un fastidio, pero es lo que hay. Si uno un día quiere ser general, hay que aguantar ;-)


No hay comentarios: