miércoles, 8 de julio de 2015

El día del Equinoccio, una novela gráfica de Carlos Maiques y Chris Stygryt.

Olas… Ese día, el mar se había despertado guerrero, con ganas de alborotar el horizonte, mientras las olas vibraban de placer. Iba a ser el Equinoccio y hasta el viento se había parado a la espera del gran momento.

Olía a sal y arena seca en la librería Futurama, templo del sol donde íbamos a desvelar, por primera vez, nuestro Equinoccio, el libro del silencio y de los recuerdos.

Muchos nos acompañaron en ese viaje inmóvil, compartiendo calor y buenas vibraciones, las que dan ganas de seguir iluminando la vida y soñar, siempre con los ojos abiertos.

Nacho, amo del Mistigri, el gato todo gris, alumbró el silencio y se hizo la luz mientras Carlos habría puerta hacia el paraíso con mi Sirenita bailando a la orilla de los recuerdos.

Es a partir de ese momento que supe que a partir de entonces todo sería posible.

Gracias, gracias a todos por vuestra presencia y apoyo incondicional.
























No hay comentarios: