martes, 8 de noviembre de 2011

Entre amigos.


El señor Coco vuelve, siempre preocupado por el bienestar de sus preciados huevos. Pero esta vez no está solo, aunque bajo el sol de nuestro desierto, la soledad puede adquirir un significativo algo transcendental. 



No hay comentarios: