viernes, 15 de octubre de 2010

Recuerdos de un perro blanco.

Las falsas preguntas que uno se hace a si mismo siempre están enlazadas a una trama compleja de recuerdo que nublan cualquier sentido de verdad absoluta. Para saber más de lo indescriptible de su cacofónica armonía, os invito a descubrir una entrevista endiablada entre un homar blanco y una gamba sin peludar.

Entre perro y gato, siempre sale ileso el más listo.


No hay comentarios: